ANÍS PALOMA DE MONFORTE DEL CID

Historia | Materias Primas | Cata | Elaboración | Combinados

El nombre del anís que viene de la palabra griega que significa "Hacer brotar", le ha sido dado por alusión a los efectos carminativos que nuestros ancestros le reconocen. El nombre de anisado es un nombre genérico dado en España, Francia, Portugal y otros países a determinados aguardientes obtenidos por destilación de macerados de anís o de badiana con alcoholes autorizados.

Al parecer el primer aguardiente de anís fue elaborado por los holandeses, que con sus viajes a Oriente tuvieron ocasión de adquirir anís estrellado, al regresar a su país utilizaron estas semillas para obtener diversos aguardientes, ya en el siglo XVI, se funda una destilería dedicada a elaborar un aguardiente anisado. En Francia el anís fue introducido por los marinos holandeses. Países como Portugal, Turquía, Grecia, Norte de África? tienen también su propias bebidas de anís.

Con el tiempo España se ha convertido en uno de los países en donde se pueden encontrar mayor número de variedades, muchas de ellas con su propia Denominación, como es el caso del Anís Paloma de Monforte del Cid.

Los orígenes los encontramos en Monforte del Cid (Alicante), donde en 1895, se funda la primera fábrica dedicada a la elaboración del Anís Paloma de Monforte del Cid. El origen de la destilación de los anisados típicos de esta zona parece ser el constante paso migratorio entre los alicantinos y los habitantes del norte de África (Oran, Argel,?), entre los cuales y debido a la afinidad de gustos hubo un importante intercambio cultural y gastronómico. A su vuelta a casa los Monfortinos traen consigo los secretos para la elaboración de esta bebida.

El Anís Paloma de Monforte del Cid se caracteriza por ser de sabor más suave y fino, a diferencia de otros anises secos, en los que destaca más el sabor a las plantas empleadas en su elaboración.