El Consejo Regulador

La necesidad de proteger los productos identificados mediante "Denominaciones", con todo lo que representa de fidelidad a las características que originaron su prestigio inicial, lo propio de sus materias primas y su proceso de elaboración, lleva a establecer un reglamento interno que fije las "condiciones de uso" de ese nombre geográfico.

Para proteger estos productos frente a graneles, sin garantías sanitarias y posibles fraudes o imitaciones, en el año 1987 la Asociación de fabricantes de Aguardientes, Compuestos y Licores solicita de la Administración en este caso la Conselleria de Agricultura y Pesca una Denominación y un reconocimiento para las cuatro bebidas más emblemáticas de nuestra provincia, el aperitivo - café, el Cantueso, el Aní­s paloma y el Herbero.